Los misteriosos hilos que mueven el mundo y… nuestra vida.

¿Qué es lo que nos mueve? Unas veces el corazón; otras, tal vez la cabeza.

En ocasiones nos sentimos como aquel que mueve los hilos, que decide los diálogos y los actos de los personajes mientras todo parece una representación, un juego.
En otros momentos nos convertimos en esa marioneta manejada por los demás, por los sentimientos, por las circunstancias o por el entorno, y nos sentimos enjaulados.

Creemos que sabemos distinguir entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto, entre la belleza y lo monstruoso.

Nos vemos como Dioses que pueden controlar, cambiar, transformar, incluso crear; sin darnos cuenta que en realidad formamos parte del entramado y que, aunque de vez en cuando manejemos los hilos, casi siempre somos solo personajes de esa especie de teatro que es el mundo

https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_origen.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_img2510.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_entretusdedos.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_corazondemaria.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_planisferiopqe.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_cocopeq.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_enlapuntademisdedos.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_dientitos.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_enjaulandoelbien.jpg
https://mariaverdugoalthofer.com/files/gimgs/th-36_36_enjaulandoelmal.jpg